Autor: Laura (página 1 de 2)

Visita el Palacio de Carlos V

Un ejemplo del encanto y la belleza de La Alhambra es el hecho de que Carlos V de Alemania y I de España, en 1527, ordenara la construcción de un Palacio en plena Alhambra para sus estancias en Granada, a costa, claro está, de destruir buena parte del complejo arquitectónico existente. Carlos V ordenó la construcción de este Palacio para celebrar su boda con Isabel de Portugal en 1526, aunque el monarca nunca llegaría a visitarlo, a costa, como indicamos, de destruir y ocupar el espacio que ocupaba un pabellón cercano a la Torre de Comares, elevándose en un extremo del Patio de los Arrayanes.

Encanto, belleza e historia

El Palacio de Carlos V es de estilo renacentista, obra del arquitecto Pedro Machuca que apostó por este estilo en un momento histórico en el que el estilo predominante era el plateresco. Tal vez, Pedro Machuca apostó por este estilo porque constituía una innovación que comenzaba a aparecer en Italia, en concreto a través del manierismo.

El Palacio de Carlos V cuenta con una planta cuadrada con un inmenso patio circular en su interior, una de las señas de identidad del manierismo y que constituía una novedad en el renacentismo. Alrededor del patio circular se elevan dos plantas con columnas que miran al patio, de ejecución limpia y diáfana que contrasta con la fachada exterior de tipo toscano almohadillada con anillas de bronce decoradas.

Desde luego, lo que no se puede negar es que se trata de un complejo imponente en mitad de La Alhambra y que tiene su belleza (a pesar de la mala fama y críticas que recibe de bastantes habitantes de Granada), con un impresionante patio central circular, rodeado de un soporte de columnas precioso. Después de este post querrás visitarlo, así que te recomiendo que desde ya compres tus entradas.

El palacio no es solo arquitectura

En el Palacio de Carlos V vas a encontrar numerosas exposiciones muy interesantes, tanto sobre restos arqueológicos de la propia Alhambra, como exposiciones fotográficas y recopilatorios de las distintas etapas históricas de Granada y la propia Alhambra, estudios arquitectónicos, personajes destacados de la Historia y Sociedad granadinas, así como sobre personajes internacionales que han influido en el conocimiento y conservación de La Alhambra, ocupando un lugar especial, como no, Washington Irving. Puedes comprar tus entradas a través de Mascupon.com.mx. Esta vez la página es mexicana, pero si vienes del otro lado del charco, lo agradecerás. Destaca sobremanera que en este Palacio se encuentra ubicado el Museo de Bellas Artes de Granada.

La visita al Palacio de Carlos V es siempre breve, aunque te recomendamos que subas a la planta superior y contemples la majestuosidad del patio sobre las columnas. Realmente es algo impresionante y digno de disfrutar por unos momentos.

A la salida del Palacio de Carlos V, a la derecha, econtrarás Los Palacios Nazaríes, mientras que a la izquierda encontrarás una pequeña cafetería donde tomarte algún café, refresco y bocata, todo de máquina, eso sí. También encontrarás a la izquierda una tienda de “souvenirs” bastante concurrida y que lleva allí muchísimos años, por lo que se puede considerar como “parte del paisaje”. Por cierto, si no quieres comprar los souvenirs de las tiendas que se encuentran allí, puedes entrar en Mascupon.com.ar y con un simple click comprarlos a precios mucho menores, además de ahorrarte las posibles colas que hay en estas pequeñas tiendecitas. Frente al Palacio de Carlos V verás La Puerta del Vino, desde la que accederás al Patio de Los Aljibes.

¿Cómo son los taxis en España y el extranjero?

Un poco de historia

Antes de investigar cómo son los taxis fuera de España, vamos a remontarnos a tiempo atrás. La palabra «taxi» es de origen griego y se trata de una abreviatura de «taxímetro», que significa tasador de medida. Aunque compartan un mismo nombre existen unos taxis más icónicos que otros, todo el mundo conoce por ejemplo el clásico taxi de la ciudad de Nueva York. Los hemos visto en miles de películas y series de televisión. Su llamativo color amarillo se debe a la facilidad para distinguirlo del resto de coches de la gran ciudad.

Otros taxis de perfil alto son los londinenses; negros, de estilo antiguo y pequeños en tamaño, lo que ha hecho que se conviertan en un símbolo de la capital inglesa.

Precios de los taxis en España

Obviamente, las diferencias no sólo son externas. El precio, el dato que más nos importa a la hora de coger un taxi, también varía en función de la ciudad y el país en el que te encuentres. De esta forma, en función de la ciudad y el país en la que te encuentres, el precio de los taxis puede variar en mayor o menor medida. El precio de los taxis va en función del sueldo, el modo de vida, la calidad de vida, etc. de la ciudad en la que lo cojas.

Barcelona se proclama líder en cuanto a precios más elevados. Analizando un trayecto de tres kilómetros de ida y otros tres de vuelta, sale a 14,82 euros, importe al que se aproxima Tarragona con trece euros y Soria con once. En el lado contrario, las más económicas son: Las Palmas de Gran Canaria con un presupuesto inferior a seis euros, Valencia con seis y Jaén con poco más de siete.

Para lo que prefieren autobús, Barcelona sigue siendo la ciudad más cara con un precio de más de dos euros por un billete sencillo, seguida de Sevilla con 1,40 euros, diez céntimos más que en Madrid. En cuanto al bonobús, el más caro se localiza en la capital española con 1,83 euros, Gerona con 1,07 y Barcelona con un euro. Por otro lado, las ciudades más baratas son: Lugo que no llega a medio euro, Logroño con 53 céntimos y Cuenca con 58.

Si eres de los que optan por sacar su propio coche a pasear, tendrás que atender al precio de los parquímetros. En este caso también es Barcelona la más cara, mientras tanto las más económicas son Santander, La Coruña y Burgos.

Precios de los taxis en el extranjero

El continente con los precios más elevados es Europa, haciendo un cálculo de una distancia de cinco kilómetros, Oslo es la ciudad más cara con 29,41 euros por delante de Zurich con 25,28 euros y Luxemburgo con 20,47 euros. Por ejemplo, Madrid y Barcelona rondan los 10 euros, así que ocupan puestos intermedios.

Las ciudades más económicas son Bangkok (Tailandia) con un presupuesto inferior a dos euros al igual que Mumbai (India) y Bogotá (Colombia). En Europa están Atenas con cinco euros y Kiev con dos euros.

Ya sabes, antes de viajar mira a ver qué tipo de transporte te sale más económico ya ahorra dinero.

Conor Woodman en «Turista y estafado»

Una de las cosas que más nos preocupa a la hora de viajar es nuestra seguridad. Evitar el ser atracados, agredidos, hasta secuestrados en el peor de los casos o, sencillamente, estafados en el mejor de ellos, son algunos detalles que muchas veces hacen que descartemos algunos destinos turísticos que, desde luego, inicialmente nos resultaban más que interesantes.

Es por ello por lo que muchos viajeros, antes de organizar un viaje, buscan y buscan información sobre las medidas de seguridad que deben adoptar a la hora de emprender su tan ansiado viaje. Es por ello que en nuestras guías de viaje siempre incorporemos una sección dedicada a esta cuestión, con información básica sobre las medidas de seguridad que conviene tener en cuenta a la hora de viajar a diferentes destinos.

Sin embargo, muchas veces dicha información resulta insuficiente y, seguramente, genera en el viajero más dudas todavía sobre ese destino, lejos así de disiparlas. Por ello se agradece bastante la serie de episodios que el canal National Geographic lleva emitiendo, bajo la conducción del economista, autor y aventurero Connor Woodman, quien recorre el Mundo mostrándonos las prácticas locales más habituales para estafar a los turistas, serie de episodios que llevan por título “Turista y estafado”.

Mafias de taxis, falsificadores, carteristas callejeros… Los turistas, de una u otra forma, son siempre “carne de cañón” de los estafadores y por eso Conor Woodman se ha propuesto destapar a estos delincuentes haciéndose pasar por un inocente viajero en “Turista y estafado”, demostrándonos al mismo tiempo lo fácil que es caer en las garras de los mil y un desaprensivos que esperan a los turistas en los diferentes destinos que se van desgranando en la serie que emite National Geographic.

Una de las originalidades de esta producción es la utilización de cámaras ocultas y cebos para ver en acción a los estafadores de cada una de las ciudades elegidas para el rodaje de la serie. En este caso, el papel de infeliz turista lo asume Conor Woodman, presentador de “Turista y estafado”, que será quien se infiltre de forma encubierta entre ellos y aprenderá algunos de sus trucos para sus operaciones ilícitas.

Destino Praga, Roma y Barcelona

Barcelona, Praga, Buenos Aires, Marrakech, Las Vegas o Río de Janeiro son algunas ciudades cuyos más oscuros secretos que tienen como víctimas propiciatorias nos va desvelando Connor Woodman en “Turista y estafado”.

Por ejemplo, en Praga, Woodman se verá acorralado por el gorila de una discoteca de moda que le ha visto hablando con una chica; en Río le robarán la bolsa y le timarán en una cabina, mientras que en Marrakech se encontrará con unos guías falsos que le harán creer que unas alfombras viejas son una antigüedad. Este falso viajero también se adentrará en Roma en el mundillo de los delincuentes que sobreviven ocultos bajo el próspero manto del turismo y en Buenos Aires tendrá problemas con ciertos billetes falsos. En el episodio dedicado a Barcelona, Conor Woodman está decidido a conocer quiénes son y cómo trabajan algunos de los carteristas que a veces hacen su agosto con los turistas en determinadas zonas de la ciudad.

Todos los años, cientos de millones de turistas viajan a países extranjeros en busca de aventuras, y todos los años, millones de ellos se encuentran con más aventuras de las que esperaban. Todos podemos ser víctimas de un delito pero parecería que a los turistas les pasa con mayor frecuencia, tal y como nos muestra Woodman en esta serie imprescindible a la hora de planificar un viaje pensando, además de en los atractivos turísticos, en las desagradables sorpresas que nos pueden esperar en cualquier ciudad del Mundo nada más bajarnos del avión.

Desde luego, una serie de episodios que comenzó a emitirse durante el mes de octubre de 2012 y que recomendamos especialmente, ya que en ellos, su protagonista Connor Woodman, nos muestra situaciones en las que los turistas son timados vilmente y que a la mayoría de los viajeros les resultarían de lo más inocentes. Woodman nos pone así sobre aviso de las tácticas más sutiles y habituales para estafar a los turistas, lo cual constituye una herramienta muy útil para todo viajero y, quizás, a más de uno le quite los miedos para viajar a ese destino que siempre soñó pero que le ofrecía bastantes dudas en cuanto a su seguridad. Ahora, Woodman nos muestra aquellas situaciones que debemos evitar y las precauciones mínimas que debemos adoptar para evitar convertirnos, precisamente, en turistas y estafados.

Antiguas entradas

© 2019 Startel

Tema por Anders NorenArriba ↑